BI o CPM: ¿Cuál es la mejor solución para controlar los indicadores de su empresa?

Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Es habitual confundir las herramientas de Business Intelligence (BI) con las plataformas de Corporate Performance Management (CPM) y verlas como sinónimos. Pero ¡cuidado! Los recursos varían mucho entre una y otra, sobre todo cuando se trata de inteligencia de a bordo.

A pesar de que al principio se considera una opción asequible, el BI ofrece una visión limitada que puede poner en peligro la gestión eficaz de la empresa. Al tratarse de un recurso estructurado manualmente, requiere una actualización constante y la dedicación exclusiva de un profesional. A largo plazo, esto puede convertirse en una elevada inversión de tiempo y personal, para un escaso retorno analítico y estratégico.

El CPM, por su parte, basa la lectura y el análisis de datos en complejos algoritmos e inteligencia, garantizando una generación de información constante, segura y precisa. Además de ayudar a visualizar datos financieros y contables históricos, permite incluir información de gestión en los cálculos y proyecciones de métricas e indicadores. El CPM ofrece así una visión amplia del período ya transcurrido y una base sólida para proyecciones y modelizaciones a corto, medio y largo plazo.

BI: la herramienta para recopilar y analizar el pasado de la empresa

Los servicios de BI surgieron de la necesidad de analizar rápidamente un volumen creciente de datos disponibles. Su principal objetivo es reunir datos de distintas fuentes en un único lugar y utilizarlos para generar cuadros de mando que faciliten la visualización de las cifras de la empresa en tiempo real.

En otras palabras, se trata de una serie de procesos que transforman los datos brutos de diferentes áreas en información útil para comprender la eficiencia empresarial. El principal objetivo de las herramientas de BI es localizar patrones y tendencias en las cifras de la empresa. Por eso se remontan a datos anteriores, para ver lo que ha funcionado e indicar la continuación de ese plan.

CPM: datos del pasado y una visión estratégica del futuro para tomar decisiones seguras en el presente

El CPM es una solución completa de procesamiento de datos, basada en metodología, para cubrir las entregas del área financiera. Es decir, además de ofrecer todas las funcionalidades de BI, cuenta con algoritmos inteligentes capaces de cruzar información, analizar inconsistencias y crear visualizaciones automatizadas. Estas plataformas son útiles en las rutinas financieras de las empresas por su capacidad de producir los estados de gestión necesarios para los análisis con un enfoque estratégico.

Las principales funcionalidades de un CPM incluyen: automatización de estados financieros; análisis de inconsistencias; planificación/modelamiento de escenarios y riesgos; consolidación contable; informes financieros; revisión de datos y creación de cuadros de mando para monitorizar los indicadores clave de la empresa.

Para las empresas que tienen claros sus objetivos y qué indicadores monitorizar, el software CPM es un aliado inestimable. Les permitirá predecir trayectorias, fijar objetivos y supervisar métricas.

¿Es Accountfy un BI?

Contrariamente a lo que mucha gente piensa, Accountfy no es un BI – al igual que  no es un ERP -, pero sí un CPM. La plataforma recibe los datos contables, que pueden ser generados por el ERP –balance de prueba o libro mayor– y, mediante algoritmos propios, los transforma en información de gestión.

Además, la creación de diversos escenarios para la previsión de presupuestos, inversiones y recortes es también una característica importante de la plataforma. Con simulaciones basadas en una metodología robusta, el CFO dispone de datos más fiables para tomar decisiones que afectan a las operaciones de la empresa, reduciendo los riesgos de información inexacta. También garantiza una sincronización precisa basada en el seguimiento de indicadores como la tasa de crecimiento compuesto, con el fin de realizar los cambios necesarios a tiempo.

Un ejemplo del uso de Accountfy para responder rápidamente a los constantes cambios del mercado con una visión de gestión de los datos panorámica y fiable es el caso del director financiero Lucas Nabeiro. “No puedo prescindir de Accountfy para no perder mi visión, mis controles… También lo uso como una especie de BI (business intelligence)”, explica Nabeiro.

Al referirse a la visión y el control, el director financiero señala los rasgos característicos de una plataforma CPM. Uno está directamente relacionado con la planificación y el seguimiento de escenarios y riesgos. La otra utiliza algoritmos inteligentes para organizar los datos y los diferentes recursos para el análisis. Además, la solución también cubre una de las principales funcionalidades del BI: la visualización en forma de cuadros de mando e indicadores.

Esto sólo es posible porque Accountfy es un CPM. Es decir, además del modelamiento y análisis de diferentes escenarios, permite monitorizar y gestionar el rendimiento y las cifras de la empresa.

¿Por qué optar por un CPM?

Las herramientas de BI requieren un largo proceso de implantación, ya que buscan datos en distintas fuentes, lo que exige la atención constante de un profesional informático para controlar los flujos tras cada cambio en las bases de datos. Esto se debe a que el proceso de análisis y cruce de información desarrollado por BI sigue caminos preestablecidos por el usuario. Por lo tanto, si se produce algún cambio en el posicionamiento de los datos, la lectura de la herramienta se verá comprometida.

Por otro lado, el CPM suele trabajar con una parametrización que identifica automáticamente las líneas de las cuentas contables en el balance de prueba y el libro mayor, independientemente de las variaciones en el tamaño de los informes o los cambios en la posición de los datos. Al basarse en una metodología de construcción de un proceso inteligente de captura y análisis de datos, el CPM funciona de forma automatizada, eliminando la necesidad de que intervenga un equipo de TI.

En el siguiente cuadro figuran las principales diferencias:

BICPM
Recopilación de DatosEvaluación de desempeño
Visualización de Datos en Cuadros de MandoVisualización de Datos en Cuadros de Mando, KPIs e informes de métricas
Análisis de tendenciasPronóstico, planificación y simulación
PersonalizablePersonalizable y parametrizable
suele implicar TIno afecta a las TI

Por eso, después de reflexionar sobre las necesidades de su negocio, busque información sobre las plataformas, entienda las inversiones en capital humano y financiero, el tiempo de implantación, la necesidad de involucrar al equipo de TI y los beneficios a corto, medio y largo plazo que ambas generarán. Pero recuerde: un CPM sin BI sigue generando información de gestión estratégica y relevante para el futuro de la empresa, mientras que un BI sin un CPM es como una historia que puede no generar nuevas posibilidades de interpretación.¿Quiere saber más sobre la solución que ofrece Accountfy? ¡Solicite una demostración!

Buscar

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

4 × uno =

Veja também