Mejores prácticas de ciberseguridad y términos técnicos que los directores ejecutivos y directores financieros deben conocer

Tiempo aproximado de lectura: 7 minutos

En el escenario empresarial moderno, la seguridad de la información se ha convertido en una parte fundamental para garantizar la estabilidad e integridad de las operaciones. Con amenazas cibernéticas cada vez más sofisticadas, los directores ejecutivos y directores financieros desempeñan un papel crucial en la creación de una cultura organizacional que priorice la seguridad digital, y para ello es esencial comprender los conceptos esenciales en el área.

Comprender y aplicar los principios básicos y buenas prácticas asociadas a la ciberseguridad se ha convertido en algo más que una responsabilidad del equipo de TI, es un deber de todos en la empresa. Lee en este artículo los términos técnicos esenciales de seguridad digital y cómo adoptar buenas prácticas en la rutina de tu equipo.

¿Qué es la ciberseguridad?

La ciberseguridad es un campo vital y en constante evolución centrado en proteger sistemas, redes y datos contra amenazas digitales. En esencia, es un conjunto integral de prácticas, tecnologías y estrategias diseñadas para proteger la integridad, la confidencialidad y la disponibilidad de la información digital. Su alcance abarca desde la implementación de firewalls y software antivirus hasta la sensibilización y formación de los usuarios, con el objetivo de prevenir y mitigar los ciberataques.

En un mundo donde la interconectividad digital es omnipresente, la ciberseguridad se convierte en una línea de defensa crucial, que brinda no solo protección contra las amenazas actuales, sino también la capacidad de anticipar y adaptarse a amenazas futuras en un panorama tecnológico dinámico. Es necesario entender que la ciberseguridad va más allá de la aplicación de herramientas técnicas, incluye un importante componente humano, donde la sensibilización y formación de los usuarios juega un papel crucial. En otras palabras, los empleados deben recibir educación sobre prácticas seguras, reconocimiento de amenazas y la importancia de informar incidentes de seguridad al equipo de TI.

En otras palabras, el entorno dinámico actual exige un enfoque holístico de la ciberseguridad que impregne todas las capas de una organización, combinando tecnología, educación, procesos y conciencia. Garantizando así la continuidad del negocio y la confianza de las partes interesadas frente a los crecientes desafíos en el espacio virtual.

Estadísticas de ciberataques en Brasil

Las estadísticas de ciberataques en Brasil revelan un escenario desafiante y en constante evolución, destacando la urgente necesidad de medidas efectivas de ciberseguridad. Según informes recientes de CNN, Brasil ha experimentado un aumento del 94% en el número de incidentes en los últimos años. En números absolutos, el país acumula más de 100 mil millones de intentos de ataque, ocupando el segundo lugar en América Latina.

Los ataques varían en naturaleza, desde intentos de phishing hasta violaciones de datos más complejas y los sectores más afectados incluyen instituciones financieras, empresas de comercio electrónico y sectores gubernamentales. Un informe publicado por Verizon, empresa norteamericana de internet, señala que el 82% de los incidentes son prevenibles e involucran el elemento humano, como robo de credenciales, phishing de contraseñas, uso indebido o error de contraseña.

La expansión de la conectividad digital y el mayor uso de internet, especialmente durante la pandemia, han contribuido a la complejidad de este panorama. Las estadísticas resaltan la importancia de las iniciativas de concientización cibernética, la capacitación del personal y las inversiones en tecnologías avanzadas de ciberseguridad para proteger los activos digitales y la información confidencial. La pregunta ya no es “si habrá un ataque” sino “cuándo lo habrá”.

Términos y conceptos fundamentales en ciberseguridad

Firewall

El firewall es una barrera esencial en la defensa contra las ciberamenazas. Al actuar como guardián entre la red interna de una organización y la inmensidad de Internet, el firewall monitorea y controla el tráfico según reglas predefinidas. Estas reglas determinan qué comunicaciones están permitidas y cuáles bloqueadas, evitando la entrada de actividades maliciosas. Además de filtrar el tráfico, los firewalls modernos también son capaces de inspeccionar paquetes de datos para identificar comportamientos sospechosos, ofreciendo una línea de defensa crucial contra ataques como malware e intentos de piratería.

Suplantación de identidad

El phishing representa una amenaza persistente en el panorama cibernético, ya que es una táctica en la que los atacantes intentan engañar a los usuarios para que obtengan información confidencial, como contraseñas y datos de tarjetas de crédito. Esto suele hacerse a través de correos electrónicos fraudulentos que parecen legítimos. Concientizar a los usuarios sobre los signos de phishing y promover prácticas de verificación rigurosas son estrategias clave. Además, implementar tecnologías de filtrado de correo electrónico y capacitación periódica en seguridad puede ayudar a mitigar los riesgos asociados con este tipo de ataque, protegiendo la integridad de la información confidencial.

Secuestro de datos

El ransomware es una clase de malware insidioso que, una vez infiltrado en un sistema, cifra datos y archivos, haciéndolos inaccesibles para el usuario legítimo. La característica distintiva de este tipo de ataque es la exigencia de un rescate, normalmente en criptomonedas, a cambio de la clave de descifrado necesaria para recuperar los datos. Estos ataques suelen propagarse a través de correos electrónicos de phishing, vulnerabilidades de software o incluso sitios web comprometidos. El principal objetivo de los delincuentes detrás del ransomware es obtener ganancias financieras explotando la urgencia y la necesidad de las víctimas de recuperar datos esenciales. El impacto va más allá de las pérdidas financieras, afectando la productividad, la reputación de las organizaciones y, en algunos casos, poniendo en riesgo información sensible. La prevención del ransomware implica una combinación de medidas, que incluyen la implementación de soluciones de seguridad, el mantenimiento de copias de seguridad periódicas y la promoción de la concienciación de los usuarios para evitar caer en trampas digitales.

VPN (red privada virtual)

Una red privada virtual, o VPN, es una herramienta esencial para establecer conexiones seguras a través de Internet. Al crear un túnel cifrado entre dispositivos, la VPN garantiza que la comunicación esté protegida contra interceptaciones maliciosas. Esta tecnología es particularmente crucial para los trabajadores remotos que necesitan acceder a información confidencial de forma segura. Además de proporcionar una capa adicional de seguridad, las VPN también pueden eludir las restricciones geográficas, promoviendo la privacidad y la integridad de los datos en entornos donde la seguridad digital es una prioridad.

Criptografía

La criptografía es un pilar esencial de la ciberseguridad y representa la práctica de convertir información legible en un formato ilegible mediante algoritmos complejos. Este proceso garantiza que sólo aquellos con las claves adecuadas puedan descifrar y acceder a los datos. Ya sea transmitiendo información a través de Internet o almacenando datos confidenciales, el cifrado ofrece una capa adicional de seguridad, evitando el acceso no autorizado y protegiendo la confidencialidad de la información.

MFA (autenticación de doble factor)

La autenticación de doble factor (MFA) representa una estrategia eficaz para fortalecer la seguridad al acceder a sistemas y cuentas. Además de la combinación tradicional de nombre de usuario y contraseña, MFA requiere una segunda forma de autenticación, como un código enviado al dispositivo móvil del usuario. Este enfoque agrega una capa adicional de protección, lo que dificulta significativamente el acceso no autorizado, incluso si las credenciales principales están comprometidas. La implementación de MFA es una práctica esencial para evitar la intrusión en cuentas y sistemas críticos.

Computación en la nube (almacenamiento en la nube)

La decisión de utilizar servicios de almacenamiento en la nube, también llamado computación en la nube, en lugar de depender exclusivamente de dispositivos locales representa una transformación significativa en la seguridad digital. Al elegir esto, las organizaciones no sólo se benefician de la accesibilidad remota, sino que también garantizan una mayor seguridad y resiliencia contra la pérdida de datos. Los proveedores de servicios en la nube implementan rigurosas medidas de seguridad, como cifrado y redundancia, ofreciendo una solución más sólida que depender únicamente de dispositivos físicos que son susceptibles a fallas y robos. Este enfoque no solo optimiza la colaboración sino que también fortalece la integridad y disponibilidad de los datos.

Hacking social (ingeniería social)

El hacking social, o ingeniería social, se refiere a una forma de manipulación psicológica utilizada por los ciberdelincuentes para explotar la confianza, la curiosidad o el miedo de las personas y obtener información confidencial. A diferencia de los ataques que aprovechan las vulnerabilidades tecnológicas para su invasión, los ataques de ingeniería social suelen basarse en técnicas de persuasión, confianza y manipulación emocional, y se ejecutan a través de llamadas telefónicas, correos electrónicos fraudulentos o incluso interacciones cara a cara. Los piratas informáticos explotan la voluntad de las personas de ayudar o compartir información, a menudo sin darse cuenta de que están siendo atacados.

Buenas prácticas a adoptar en la rutina de tu empresa

Conexión segura

Garantizar una conexión segura es un elemento clave en la defensa contra las ciberamenazas. El uso de protocolos de seguridad, como HTTPS, al navegar por Internet protege la integridad de la información transmitida entre el navegador y los servidores. Además, al adoptar redes privadas virtuales (VPN), las organizaciones pueden establecer túneles cifrados, protegiendo las comunicaciones de interceptaciones maliciosas. Conectarse a redes Wi-Fi seguras y utilizar firewalls personales también son prácticas esenciales para crear una barrera adicional contra posibles ataques. Al adoptar medidas estrictas para garantizar una conexión segura, las empresas fortalecen la protección de datos sensibles y promueven una cultura de seguridad digital entre sus empleados.

Esté atento a correos electrónicos y enlaces desconocidos

Estar atento a los correos electrónicos y enlaces desconocidos es una práctica fundamental para prevenir ataques de phishing y malware. Es fundamental que los empleados sean conscientes de los signos de correos electrónicos fraudulentos, como errores gramaticales, solicitudes urgentes y remitentes sospechosos. Revisar cuidadosamente los enlaces antes de hacer clic y evitar descargar archivos adjuntos de fuentes desconocidas son hábitos que pueden prevenir la infiltración de software malicioso. Implementar filtros de correo electrónico avanzados y realizar capacitaciones periódicas en ciberseguridad son estrategias efectivas para fortalecer la resiliencia del equipo contra estas amenazas. Un enfoque cauteloso ante los correos electrónicos y enlaces desconocidos es una valiosa línea de defensa para protegerse contra ataques que buscan explotar la confianza y la curiosidad de los usuarios.

Entrenamientos regulares

Invertir en formación periódica sobre concientización sobre ciberseguridad es un pilar fundamental para fortalecer la resiliencia del equipo frente a las amenazas digitales en constante evolución. Además de cubrir prácticas básicas de seguridad, la capacitación debe incluir simulaciones de ataques y escenarios realistas para preparar a los empleados para situaciones del mundo real. La concientización no debe verse como un evento único, sino más bien como un proceso continuo, que se adapta a nuevas amenazas y actualiza a los miembros del equipo sobre las últimas tendencias en ciberseguridad.

Actualizaciones constantes

Mantener los sistemas y el software actualizados es más que una precaución; es una estrategia proactiva para mitigar los riesgos. Además de corregir fallos de seguridad conocidos, las actualizaciones y parches suelen incorporar mejoras de rendimiento y nuevas funciones de seguridad. La implementación de un proceso eficiente para monitorear y aplicar actualizaciones periódicamente garantiza que la empresa se mantenga a la vanguardia de las amenazas emergentes y pueda adaptarse rápidamente a los nuevos desafíos cibernéticos.

Políticas de contraseñas sólidas

La implementación de políticas de contraseñas sólidas es una defensa crucial contra las intrusiones. Además de promover la creación de contraseñas complejas y únicas, las políticas deben incluir prácticas para actualizar las contraseñas periódicamente. La autenticación de dos factores (2FA) debe integrarse siempre que sea posible, proporcionando una capa adicional de seguridad. Educar a los empleados sobre la importancia de las contraseñas seguras y las prácticas seguras de administración de contraseñas es vital, ya que las contraseñas siguen siendo una principal línea de defensa contra el acceso no autorizado. Al crear una cultura de seguridad en torno a las contraseñas, las empresas fortalecen significativamente su postura de ciberseguridad.

En un mundo cada vez más digital, los directores ejecutivos y directores financieros son los guardianes de las organizaciones. Comprender los términos técnicos y adoptar buenas prácticas de ciberseguridad no solo protege los activos digitales, sino que también fortalece la confianza de las partes interesadas y la reputación de la empresa. Se trata de una inversión que trasciende los aspectos técnicos y da forma al futuro y la resiliencia de la organización en el mundo cibernético en constante evolución. Con Accountfy cuentas con los más altos estándares de seguridad y garantizas que tu información financiera no caerá en manos equivocadas. ¡Hable con nuestros expertos y comprenda cómo podemos ayudarle!

Buscar

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

diez − 9 =

Veja também